Director José Maureira


Yoga y Tercera Edad

Aspectos Terapéuticos y Psicológicos

Por Amelia Galaz y Verónica Revythis

INTRODUCCIÓN:

En las culturas antiguas había un enfoque diferente respecto al hombre y la mujer de edad avanzada. Los ancianos de ésas culturas eran considerados depositarios de la experiencia y la sabiduría. Se los valoraba y cuidaba.

Por el contrario la tercera edad en nuestra actualidad y en nuestro sistema de vida es un tiempo de cambios profundos que si no es bien enfrentada, puede derivar en una crisis que dañe definitivamente la salud física y psíquica de las personas que atraviesan ésta etapa.

La disminución de la relevancia social, la violenta alteración de las relaciones interpersonales, el agobio de las enfermedades mal llamadas degenerativas o el temor a enfrentarlas, la pérdida o el alejamiento de los objetos de identificación (hijos, pareja), el frecuente aislamiento, el temor a la muerte, conducen a ésta personas a profundos estados de desencanto, agotamiento y depresión, llevándolos muchas veces a padecer enfermedades, y transitar una vejez con todo tipo de dificultades.

Muchas veces el sedentarismo, la mala alimentación (dieta irracional) el descontrol en adicciones, el estrés, es decir el maltrato al cuerpo en todos sus aspectos físicos, y psicológicos durante toda una vida, son la causa de las futuras dolencias, como enfermedades circulatorias, reumatismo, colesterol, problemas de presión, reducción de la capacidad respiratoria, molestias o enfermedades en la columna o en los huesos, como artritis ó artrosis, dificultades para ver u oír, entre otras.

Una persona puede tranquilamente llegar a edad avanzada lúcida y en excelente estado de salud, nunca es tarde para reaccionar. Todos los días estamos naciendo de nuevo con más experiencia y con más capacidad, solo hay que tomar "conciencia".

DESARROLLO

El Yoga resulta altamente beneficioso tanto en el aspecto físico como en el psicológico para la gente mayor.

A través de la práctica se podrá prevenir el deterioro ó envejecimiento prematuro del aparato locomotor y se mantendrán las espina dorsal y las articulaciones más flexibles y vitales. Las asanas pueden adaptarse para cada persona en particular, si tuviera trastorno en efectuarla, y son aptas para cualquier edad, además no estresan el corazón. Se aprende a respirar y relajarse, ayuda a combatir entre otras enfermedades la hipertensión, el insomnio y la fatiga crónica. Se mantiene cierta actividad física, evitando así el sedentarismo. Actúa sobre el sistema endocrino, haciendo más lento el envejecimiento celular, activa la circulación, reduce la pérdida de memoria y mejora el carácter entre otros beneficios.

Desde ya no solo hay que propiciar los aspectos benéficos sino que también los preventivos de la práctica, pero para cuando la enfermedad ya está instalada el Yoga nos aporta un complemento para la mejora de la salud.

YOGA PARA LOS HUESOS:

Está comprobado que el yoga previene la aparición de osteoporosis, mantiene el esqueleto sano y fuerte ya que a través de las asnas se realizan importantes rotaciones de la columna vertebral y de las articulaciones.

Fortalece los músculos. La parte superior de los brazos, los hombros y los músculos de la espalda. También los de la parte superior del fémur en ciertas posturas de equilibrio donde se alterna el peso de una y otra pierna.

Aumenta la densidad ósea por medio de posturas donde se sostiene el peso corporal. A diferencia de otras forma de ejercicio como las caminatas, la danza, el trote ó los aeróbicos, en yoga se hace el esfuerzo de sostener el propio peso del cuerpo no solo con las piernas sino con la parte superior del cuerpo y con los brazos a través de posturas como el cuervo por ejemplo, donde se fortalecen brazos, hombros, muñecas, y manos

También ayuda a aliviar la tensión en los hombros y el cuello y a mejorar el equilibrio y la coordinación de los movimientos, evitando en la gente mayor el peligro de caídas y fracturas.

Equilibra la producción de estrógenos, progesterona , calcio y los niveles de adrenalina, todo esto ayuda a mantener la densidad de las huesos.

Mejora la respiración. Las diferentes técnicas como la respiración rítmica, profunda o los diferentes pranayamas que se utilizan, logran que el oxigeno que se incorpora al organismo nutra y regenere las células de cada una de las partes, incluidos los huesos.

ARTRITIS , ARTROSIS y OSTEOPOROSIS

Artritis:

Son todas las variedades de inflamación de las articulaciones, que pueden ser agudas ó crónicas, subaguda con hinchazón de las articulaciones, con dolores espontáneos ó coincidiendo con los movimientos.

A nivel de la articulación se presenta alterado el color de la piel, viéndose enrojecida y tal vez algo violácea y edematosa. Se observa calor local. Los dolores son muchas veces intensos y se agudizan con la movilidad

Cuando el paciente está con dolor la práctica se suspende, por lo menos en posturas que incluyan la zona afectada

La artritis es causada por un estado tóxico del cuerpo, producido por el suministro insuficiente de oxígeno en la respiración, por una dieta productora de ácidos y por la falta de ejercicio. Cuando se realizan posturas de yoga se estimulan y se fortalecen las articulaciones a través de los movimientos.

Una dieta adecuada y la práctica de los ejercicios son, enormemente beneficiosas para todos los que padecen artritis. El objeto de las asanas es purificar el cuerpo y estimular el funcionamiento de las fuerzas curativas de la naturaleza. Con la práctica de algunas asanas se mejora el tono muscular y se reeduca el movimiento articular.

La meditación puede aliviar a los enfermos de artritis. Ser conciente de que se sufre de dolor y a partir de ahí, aprender a relajarse, es la ayuda que puede ofrecer la meditación, para aliviar dolores y bajar la ansiedad.

Artrosis:

La artrosis es un trastorno articular caracterizado por el desgaste del cartílago de las articulaciones, afecta especialmente, columna, cadera, pies y manos sobre todo en mujeres de edad avanzada.

Las lesiones se producen cuando el organismo es incapaz de regenerar el cartílago desgastado, de manera que los huesos de la articulación afectada rozan entre ellos produciendo endurecimientos, espolones óseos, menor espacio entre los huesos de la articulación y quistes. A medida que la enfermedad avanza, daños crónicos en la articulación que se inflama inicialmente para terminar mostrando una hinchazón permanente como consecuencia de los líquidos acumulados.

Conviene evitar el frío, la humedad, presión y sobreesfuerzo articular.

Se prescindirá de la práctica de yoga durante los períodos de dolor. Las técnicas de pranayamas serán beneficiosas, se evitaran las asanas que impliquen esfuerzo en la articulación afectada ó serán especialmente vigiladas. Posturas como el saludo al sol y el gato entre otras son beneficiosas para músculos y articulaciones.

Osteoporosis

La osteoporosis es una disminución de la masa ósea y de su resistencia mecánica que ocasiona susceptibilidad para las fracturas. Es la principal causa de fracturas óseas en mujeres después de la menopausia y ancianos en general. La osteoporosis no tiene un comienzo bien definido y, hasta hace poco, el primer signo visible de la enfermedad acostumbraba a ser una fractura de la cadera, la muñeca o de los cuerpos vertebrales que originaban dolor o deformidad.

El mejor tratamiento de la osteoporosis es la prevención. Una ingesta adecuada de calcio y el ejercicio físico durante la adolescencia y la juventud, puede incrementar el pico de masa ósea, lo cual redunda en una reducción de la pérdida de hueso y en un menor riesgo de fractura en años posteriores. El consumo adecuado de calcio y de vitaminas durante la madurez es esencial para la salud del hueso.

El Yoga con sus sesiones regulares contribuye como complemento físico indispensable. Su función es global por eso no se recomienda una postura determinada. El yoga mantiene su lugar como coayudante de las medidas médicas que correspondan. Como siempre la respiración y los pranayamas son de gran importancia.

La meditación puede aliviar a los enfermos de artritis, artrosis y osteoporosis. Ser conciente que se sufre de dolor, y a partir de ahí, aprender a relajarse. Esto es lo que ofrece la meditación para poder aliviar su ansiedad y sus molestias. Las terapias de cuerpo y mente han demostrado aliviar dolores aunque siempre en combinación con tratamientos médicos.

OTRAS AFECCIONES

LA HIPERTENSIÓN
 

La hipertensión arterial es el aumento desproporcionado de los valores de la presión en relación, principalmente con la edad. La presión arterial normal en un adulto alcanza un valor de máxima no mayor de 140 mmhg (milímetros de mercurio) y de mínima no mayor de 90 mmhg, por encima de estos valores hay hipertensión (alta presión).

La incidencia de presión alta se da en relación con:

Edad y Sexo: La presión alta es mas común en los hombres que en las mujeres y en la gente mayor que en los jóvenes.

Herencia: Quienes tienen antecedentes familiares de alta presión, tiene mayor predisposición a padecer hipertensión.

Stress

Sobrepeso (obesidad). La hipertensión arterial es una de las dolencias que más relación tienen con el estado mental y anímico de un paciente, es por ello que, en más de una oportunidad, este cuadro tiene un origen psicosomático.

Está demostrado que el Hatha -Yoga colabora a la disminución de la hipertensión. El yoga tiene mucho para contribuir en este aspecto. Su práctica, es una manera efectiva de tratar a la mente, lo cual sin dudas repercutirá favorablemente, en algunos cuadros de hipertensión, además, funciona también tanto preventiva, como curativamente y en rehabilitación, por lo que la misma, ha probado ser excelente para tratar varios tipo de desórdenes psicológicos.

Son recomendables shavasana y las posturas de flexion.

Deberían evitarse posturas de inversión como la vela, por ejemplo, así también como el arco, saltamontes, y la cobra.

Entre los pranayamas favorables pueden practicarse, Bhramari, por su efecto sedante y ujjayi, también nadi shodana, evitando retensión, y shitali y shitkari.

Parkinson

El Parkinson es una enfermedad neurológica, progresiva y crónica, que deteriora paulatinamente la capacidad de movilidad física de las personas, induce a la progresiva pérdida de autonomía, al aislamiento social y, además, suscita reacciones emocionales asociadas. Es una enfermedad muy frecuente que afecta a 2 de cada 1000 personas, y se desarrolla más a partir de los 50 años, de igual forma a hombres y mujeres.

La enfermedad de Parkinson tiene unos síntomas muy característicos: rigidez muscular, temblor de diferentes intensidades, hipocinesia, falta de movimientos, Dificultades al andar, parece que se siguen a sí mismos, mala estabilidad al estar parado, parece que pendulan. Al comenzar a andar tienen problemas, les cuesta empezar, si un movimiento no se termina tiene dificultades para reiniciarlo, o terminarlo. Cara de pez o máscara, por falta de expresión de los músculos de la cara. Lentitud de movimientos. Acatisia, se dice de una falta de capacidad de estar sentado sin moverse. Movimiento de los dedos como si estuvieran contando dinero. Boca abierta, con dificultad para mantenerla cerrada. Voz de tono bajo, y monótona. Dificultad para escribir, para comer, o para movimientos finos. Deterioro intelectual, a veces. Estreñimiento. Depresión, ansiedad, atrofia muscular

Para las personas afectadas de Parkinson, el yoga es de gran importancia para lograr una respiración correcta y eficaz, aumenta el volumen pulmonar, el control del soplo respiratorio y mejora la oxigenación de la sangre y el cerebro, mejorar su control voluntario muscular y tendinoso (se combate la acinesia), y mejora del equilibrio entre otras cualidades. En general, tonifica el sistema muscular, controla el cardiovascular, disminuye el dolor, mejora el estado de salud global y aumentan las reservas de energía física.

Es importante mantener las articulaciones móviles; cabeza, tronco, brazos, piernas, manos, pies, dado que el trastorno radica en que por lo general se efectúan pocos movimientos y estos se van debilitando al no realizarlos por largo tiempo, en el programa hay que hacer hincapié en movimientos grandes y amplios permiten corregir la permanente posición flexionada y posibilitan una mayor libertad de movimiento.

Se pueden incluir en las clases medios acústicos auxiliares, como por ejemplo; una palmada o una palabra que anuncie claramente el ejercicio, una pelota favorece especialmente la capacidad de reacción repentina, por ejemplo con otra persona que la arroje al enfermo, o al aire, la deje rodar, la rebote o la agarre, y puede obtenerse una variación de la secuencia mediante la utilización de un bastón.

En Conclusión:

Lo ideal sería poder lograr un apropiado estilo de vida, lo que incluye una nutrición sana y la práctica regular de ejercicio, para mantener un buen estado físico pero también mental.

Además sería importante poder lograr un autodominio mental mediante prácticas que posibiliten ampliar nuestro manejo de pensamientos. Cuando se logra un dominio de la mente también se posee cierto dominio del espacio en el que nos encontramos pudiendo en situaciones de abatimiento

ó aburrimiento, enfermedad ó dolor trasladarlos mentalmente a un lugar favorito ó visualizar la salud en todo nuestro ser.

La humanidad se encuentra en estado de perpetua evolución, porque la conciencia humana no deja de progresar y de crecer. En el momento actual ha comenzado un gradual cambio en los estilos de vida y mentalidades de las personas, que interrelacionan mente y cuerpo, tanto en la salud como en la enfermedad.

Muchas enfermedades que presentamos, no son la consecuencia de una exposición a factores negativos externos. Mas a menudo son un reflejo simbólico de nuestros estados interiores de intranquilidad emocional, bloqueo espiritual y malestar.

El miedo y la incomprensión son causas de muchas enfermedades, aflicciones y padecimientos del mundo. Energéticamente la clave estaría en el desbloqueo del chakra cardíaco. Si abrimos nuestro centro cardíaco y dejamos que pasen libremente las energías espirituales superiores produciremos no solo nuestra propia curación sino también la de quienes nos rodean.

Las terapias energéticas como el yoga inclusive aspiran a una reunificación mas completa y plena de la personalidad en conexión con el Yo Superior. Éstas modalidades tienden a equilibrar cuerpo, mente y espíritu, y deberían ser tenidas en cuenta, por sus beneficios comprobados durante miles de años.

La práctica correcta podrá convertirse en un elemento invalorable para la prevención, recuperación ó rehabilitación, pero siempre teniendo en cuenta que es fundamental la consulta al medico de cabecera, ya que el Yoga no es una medicina para curar, aunque sea de gran ayuda como complemento.

DUELO, VIUDEZ Y DEPRESIÓN DEL ADULTO MAYOR

DUELO

El Duelo se puede definir como el estado de pensamiento, sentimiento y actividad que se produce como consecuencia de la pérdida de una persona amada, asociándose a síntomas físicos y emocionales. Esta reacción emocional depende del grado de impacto en el momento, ésta puede ser psicológicamente traumática, como una herida o quemadura, por lo cual es muy dolorosa.

Necesita un tiempo y un proceso para volver al equilibrio normal que es lo que constituye el proceso de duelo, el que se inicia inmediatamente después o en los meses siguientes a la muerte de un ser querido.

El período de tiempo o de duración varía de persona en persona, no siempre es el mismo, varía dependiendo de la personalidad y espiritualidad del individuo, influyendo, la cercanía, los recuerdos internos y externos que se posean de la persona fallecida, la identidad el rol, la edad, el sexo y las circunstancias de su fallecimiento, afectando al sobreviviente psicológica, social y emocionalmente.

Duelo y viudez en un Adulto Mayor

Es importante tener en cuenta que en ésta etapa del desarrollo, las reacciones del duelo serán más sostenidas en el tiempo, esto debido a que el anciano tiene más dificultades para adaptarse a los cambios. La pérdida es el tema predominante en la vida emocional del anciano. El hablar de muerte para ellos, no es solo poner término a la vida, sino que ahora está más presente que nunca. La dependencia que presenta un anciano lo lleva a desarrollar conductas patológicas y adaptativas a la pérdida, necesitando un sustituto que le brinde seguridad, ya que la pérdida de la persona querida amenaza esta seguridad, similar a la de un niño, debido a que en la senectud se produce una vuelta a la dependencia, esa actitud de búsqueda o vuelta a la dependencia, se debe a la expresión de una respuesta instintiva a la separación que observamos en la infancia. Este impulso no solo se provoca cuando perdemos a la figura de apego más importante en cualquier etapa de la vida, sino que es específico de los seres humanos, produciendo una disminución de la capacidad para el duelo.

Existen también otras reacciones emocionales a éste respecto, como no parecer tener un intento de búsqueda de sustituto, sino más bien un aparente intento de reunión con la persona fallecida, sin mostrar signos de dolor por esta pérdida. El anciano en condiciones de dependencia parecería estar más preparado para su propia muerte que la del objeto de su dependencia.
 
 

Otro punto importante a destacar es el hecho de que debido a que el ciclo de la vida de los hombres es más corta, y que en algunos casos suelen ser mayores que sus esposas, la situación de viudez es más normal entre las mujeres que entre los hombres, lo cual acarrea una serie de conflictos, no sólo por la muerte del cónyuge sino además por el hecho de tener que enfrentar la vida solas, en el caso de que él fue la principal fuente de sustento tanto económico como afectiva, implicando cambios en el nivel de vida, adquiriendo otro significado cuando se dan cuenta que la pérdida del esposo es además una pérdida de apoyo emocional.

Por su parte los hombres viudos, tienden a sufrir de intensa depresión luego de la muerte de sus esposas, lo cual se traduce en la búsqueda rápida de una nueva pareja para casarse.

El duelo la melancolía y la depresión son reacciones muy comunes después de una pérdida, ya que el duelo implica un combate doloroso entre dos, por un lado el Yo que se resiste a abandonar sus lugares de satisfacción, y por el otro, el principio de realidad que insiste en la pérdida, produciéndose la angustia como reacción ante el peligro que desencadena la situación.

El duelo anormal puede presentarse de diferentes maneras, que van desde el retraso del duelo o la ausencia, hasta un duelo muy intenso y prolongado, que puede incluso asociarse a conductas suicidas o síntomas sicóticos, éstos ancianos muestran signos de pesadumbre en forma grave y retardada. Aquí el problema es preguntarse porque esas personas son incapaces de superar la pérdida. Hay distintas explicaciones al respecto, por un lado, se puede ver una fuerte dependencia debido al apego del anciano a su cónyuge difunto, y la otra es no haber mantenido una estrecha relación con otro miembro de la familia a quien transferir algunos de los lazos que lo vinculaban a su cónyuge. Como resultado de éste tipo de duelo se puede desencadenar una depresión, la cual en el adulto mayor puede ser mortal.

Como todo proceso, el duelo cursa etapas las cuales han sido definidas por diferente autores. En general, todos coinciden en que el duelo se desarrolla en cuatro etapas dinámicas.

La primera etapa se denomina "Impacto y Perplejidad o Shock", es cuando el anciano se enfrenta a una realidad que no logra comprender y que capta toda la atención, por lo que el consuelo no será bien recibido. Es el mismo quién debe verificar y confrontar la realidad, tampoco hay que sobreprotegerlo y no forzarlo a realizar actividades que no quiere, ni tampoco hay que dejarlo en un reposo absoluto por un tiempo prolongado, experimentando sentimientos de pena y dolor, incredulidad y confusión.

La segunda etapa se denomina "Rabia y Culpa", El anciano comienza un proceso de búsqueda de quién ya no está y empieza a expresar los sentimientos por éste, hay una angustia intensa, acompañada de un desorden emocional. La muerte la ha aceptado como un hecho real.

Una tercera etapa es la de "Desorganización del Mundo" . Entra en una etapa de desesperación y retraimiento, ésta etapa puede durar hasta dos años, intensificando la pena y el llanto. Surgen sentimientos de culpabilidad, resentimientos, soledad, añoranza y auto reproche, siente rabia con lo cual lo mantiene resentido y le impide su readaptación a la nueva realidad teniendo comportamientos y conductas no meditadas, soñando con el fallecimiento, se retira socialmente, suspiros constantes, hiperactividad frecuentando los mismos lugares del fallecido, todo esto le acarrea sensaciones físicas, como el estómago vacío, tirantés en el tórax o garganta , hipersensibilidad a los ruidos, vivencias de despersonalización sensación de ahogo y boca seca. Tiene constantemente pensamientos de preocupación, presencia del fallecido, alucinaciones visuales y auditivas. No hay que esperar que el anciano cambie su conducta o reprima su tristeza, al contrario hay que permitirle la realización del duelo, para que sea capaz de enfrentar los sentimientos de dolor y tristeza.

La cuarta etapa y última se denomina "Reestructuración del Mundo, Reorganización y Sanación" ésta etapa también puede durar hasta 2 años, es cuando el anciano toma Conciencia de la pérdida, aceptando el vacío y lo incorpora como una ausencia presente. Reaparece la paz y el sentido de vivir, y se atenúan las emociones y sentimientos. Vuelve a sentir calidez de quienes lo rodean. Comienza a tener una visión más realista del ser perdido.

Todos estos síntomas y reacciones están determinados por la personalidad del anciano como también a su historia vital. Este tipo de depresión afecta el sistema orgánico central, endocrino inmunológico, paralizando el continuo proceso de crecimiento y el intelecto, además se presenta una declinación del funcionamiento del organismo, un deterioro de las funciones físicas, baja de las defensas, con lo cual puede ser presa fácil de cualquier enfermedad.

Se presentan alteraciones de algunos neurotransmisores como serotonina, noradrenalina y dopamina. Influyendo también los cambios biológicos del cerebro y del cuerpo, las enfermedades o la genética todo ello puede ser que el Adulto Mayor corra mayor riesgo en sufrir una depresión. Las enfermedades como el cáncer, el mal de Parkinson, los problemas cardiacos, los derrames cerebrales o la enfermedad de Alzheimer se suman al duelo del anciano ocasionándole un constante cansancio. Esta pérdida de salud física lo puede llevar a una baja de autoestima, una mayor dependencia y una disminución de la movilidad.

Es importante en éste caso, tener en cuenta que el anciano que vive un duelo patológico nos dará algunas señales de alerta, como puede ser la pérdida de la energía , el sentirse viejo, la anedonia o pérdida de las ganas de disfrutar. Presentando anímicamente una desazón profundamente dolida, una cancelación del interés por el mundo exterior, la pérdida de la capacidad de amar, la inhibición de toda productividad y una rebaja en el sentimiento de si que exterioriza en auto reproches y auto denigraciones y se extrema hasta una delirante expectativa de castigo.

Otra cosa importante que hay que tener en cuenta es que se aíslan en su propio mundo y deja de participar en todo lo que tenga que ver con actividades que requieran el contacto con otras personas. Este aislamiento puede llegar a la pérdida de la integridad personal, alejándose de la familia y los amigos, a la incapacidad para cuidarse y el deterioro de la capacidad para razonar y tomar decisiones. El aislamiento puede llevar a la persona a ser tan descuidada que se niegan a reconocer que tienen problemas físicos o mentales rechazando todo tipo de ayuda tanto de amigos como de familiares.

Suicidio y Depresión

El suicidio es más común entre los Adultos Mayores que en cualquier otro grupo de edad. El 25% de los suicidios ocurren entre la población de personas mayores de 65 años. Hay que tomar en serio el intento de suicidarse o las ideas insistentes de hacerlo.

CONCLUSIÓN

Para llegar a ser ADULTOS MAYORES espiritualmente, más fuertes, mentalmente más sanos y mas Concientes, Emocionalmente más equilibrados, en condiciones Físicas saludables, con una mejor calidad de vida, tendríamos que tomar Conciencia del papel que desempeña en la salud, el Bienestar la situación Emocional y el grado de Armonía Espiritual de cada uno.

LA DINAMICA DE LOS CHAKRAS Y LAS LECCIONES ESPIRITUALES DE LA EVOLUCION PERSONAL.

La salud y el bienestar son reflejo del flujo normal, libre de trabas, de las energías vibracionales superiores a través del cuerpo/ mente/ espíritu. Cada persona podría ser considerada como un canal o conducto de muchos tipos diferentes de energía. Existe un simbolismo clave entre la localización de la enfermedad en el organismo y la inhibición emocional que aflige a la personalidad.

La interpretación de cómo los conflictos emocionales y espirituales pueden originar enfermedades corporales se basa en el conocimiento general de la correlación entre los chakras y las enfermedades físicas y mentales.

Cada uno de los 7 Chakras principales ofrece sus enseñanzas concretas, emocionales y espirituales. Los Chakras conectan los órganos, las glándulas y los centros nerviosos del organismo con las fuerzas vitales que animan el cuerpo físico. El grado en que cada persona logre asimilar las enseñanzas particulares inherentes a cada centro determinará el caudal de la energía sutil movilizado en su cuerpo y empleado en mantener la salud de éste.

Asimilamos los alimentos, el agua, el aire, el sonido y otras clases de estímulos sensoriales, sin olvidar otros influjos menores conocidos como el prana, y demás energías psicoespirituales de naturaleza sutil. En los numerosos niveles de nuestra anatomía multidimensional estos insumos energéticos se transforman y utilizan para mantener, reconstruir y sanar nuestros cuerpos.

Cuando se presenta la enfermedad, ella es una aviso que no debe ser desatendido y nos dice se ha producido un bloqueo en algún nivel de nuestro yo multidimensional. Pues además de servir como conductos para las formas de energía física y convencional, somos también canales de informaciones y directivas que emanan de los niveles superiores de nuestra conciencia espiritual.

Algunos de esos mensajes que nos envía nuestro Yo Superior se manifiestan simbólicamente en forma de dolencia, sin ningún propósito de que nos creamos culpables de haber enfermado.

Una vez que conozcamos las verdaderas causas por las que nos sentimos enfermos, es preciso empezar a realizar aquellos cambios duraderos que sean necesarios para obtener la curación en los múltiples planos simultáneos. Tenemos que asumir la responsabilidad por nuestra vida.

A veces el único cambio necesario es un poco de reposo y de reequilibrio. Otras veces el cambio que se impone será una reforma de la dieta, o la recuperación de la serenidad emocional, o evitar alguna influencia ambiental tóxica. En ocasiones quiere enseñarnos que debemos buscar la iluminación y la armonía espiritual.

Desde el punto de vista terapéutico, prevenir la causa de cualquier tipo de enfermedades, nos sugieren como método, modificar los hábitos dietéticos, imponerse la rutina de una práctica de Yoga, ejercicios de respiración, practicar la meditación a diario y las técnicas de relajación, son facetas esenciales de la autodisciplina que es preciso adquirir a fin de alcanzar la verdadera salud y plenitud del Cuerpo de la Mente y el Espíritu, estas prácticas nos darán la oportunidad perfecta de desarrollar un mayor equilibrio emocional y bienestar preventivo psicológico y físico.

La práctica diaria de Yoga nos da un mayor control del sistema nervioso autónomo y nos regula selectivamente la actividad cardiaca, la temperatura de la piel y la circulación de la sangre, reduciendo el estrés, eliminando las tensiones musculares acumuladas, relajando la mente de la actividad de la jornada.

Las Técnicas de Relajación son numerosas, desde la repetición de mantras, pasando por la relajación muscular progresiva, hasta las técnicas de creación de imágenes bajo guía verbal. Las técnicas de relajación se evidencian en gran parte por la eficacia para disolver la tensión muscular de las personas que trabajan, por ejemplo a cortar la jaqueca antes de que dicho síntoma de estrés llegue a ser imparable.

La meditación cotidiana nos origina cambios corporales extraordinarios, con carácter agudo y también permanente, según han confirmado varios estudios científicos. En particular, uno de los investigadores que han aportado nuevos datos en cuanto a la fisiología de la meditación es Itzhak Bentov, conocedor y practicante asiduo de la meditación., Bentov descubrió los cambios inconfundibles de la actividad cardiaca y cerebral que se producen durante los estados de meditación profunda.

Partiendo de los resultados de sus estudios empezó a elaborar un modelo de cómo la meditación puede originar, en virtud de un vínculo especializado entre el corazón y el cerebro, cambios permanentes en las funciones cerebrales y corporales; este modelo ha sido denominado por Bentov es de la "fisio-kundalini". Con la meditación disponemos de un recurso poderoso para entender lo que significan nuestros padecimientos y asimilar las enseñanzas necesarias que son la precondición del estado de salud. En ella tenemos la clave para captar las interrelaciones entre el yo físico y el astral, el mental y otros superiores del orden espiritual. Mediante la meditación la personalidad puede llegar a descubrir cuál es el verdadero significado de la dolencia física que le aflige. Si la persona logra corregir ese problema causante de la disfunción emocional y espiritual, la enfermedad remitirá o incluso desaparecerá por completo.

Las técnicas de Respiración (Pranayamas) , siendo la principal función fisiológica más directamente relacionada con el prana, es también un eslabón entre el cuerpo físico y la mente. La actividad físico-mental está íntimamente ligada a la dinámica del proceso respiratorio, y las fluctuaciones de este modifican las constantes vitales y la actividad cerebral. Por ejemplo : cuando la respiración se suspende, la mente queda inmovilizada, debido a que los pensamientos se nutren de la energía que les suministra la respiración Consientes de la interdependencia existente entre estos factores (cuerpo, mente y respiración), los Yoguis investigaron a fondo las repercusiones de la respiración y desarrollaron el "PRANAYAMA" un conjunto de técnicas que regulan el proceso respiratorio, y cuyos principales objetivos son:

- Purificar el cuerpo físico y el cuerpo Energético.

- Equilibrar los flujos de las energías vital y mental

- Incrementar el nivel de energía (prana)

- Regular el flujo de prana para estabilizar la actividad mental.

La salud es la señal de que tenemos una mente en armonía y unos hábitos correctos, la alimentación, el ejercicio físico, el clima, la fisiología, la personalidad y lo espiritual, la familia que rodea al individuo, los amigos y los enemigos,... Y su manera de estudiarlo y expresarlo es la única forma posible para englobar lo material y lo espiritual.

Estar bien es hallarse feliz, sano y entero, y percibir la propia vida como algo provisto de finalidad y sentido. Esa definición de salud y bienestar implica un cambio de mentalidad que considera imprescindible el aprender nuevas ideas, el buscar nuevos sentidos y enriquecer la noción de uno mismo y, en líneas generales, el progreso continuo psicológico y espiritual del individuo.

Bibliografía Consultada:

Psicología Diana E. Papalia y ally endkos Olds.

Libro de Yoga uami Vishnu Devananda Bienestar y Nutrición".

Libro de Claves del Yoga  Teoría y Práctica de Swami Digambaranda araswati Danilo Hernández.

Yoga y Salud Curso Practico Especializado –Indra Devi

Yoga Terapéutico I y II –Pierre Jacquemart

El Mundo Salud – Isabel Espiño-

La Curación Energética- Richard Gerber-

©  Protegido por Derechos Autorales
Copyright 2006 de Amelia Galaz y Verónica Revythis

Preguntas, Comentarios, Referencias e-mail:info@yogakai.com

[ Volver Inicio ]